Quiénes somos

    La historia no es un ariete para percutir con el pasado a los contrincantes del presente. Tampoco es un oficio de eruditos polvorientos encerrados en su torre de marfil. La historia es un hacer cultural; a la par pensamiento, narrativa y ciencia. Por ello, un grupo de historiadores profesionales nos planteamos hace ya más de quince años esta editorial como órgano de difusión de un proyecto intelectual: dar a conocer la historia como género cultural, manifestado en autores y libros, y constructor –a su vez– de actitudes y pensamientos. En tiempos de zozobra, donde no abundan los asideros, creemos necesario dar a conocer el patrimonio cultural legado por nuestros historiadores. Este es nuestro propósito.

    De entrada queremos manifestar nuestra voluntad de supervivencia. No caminamos al margen del mercado, pero tampoco estamos a su servicio. Estamos construyendo un mercado de lectores cultos (y apasionados) al que suministramos algo que no ofrecen otros: la historia como producto cultural.

    Hemos articulado nuestro proyecto en dos colecciones: Grandes Obras e Historiadores. En la primera editamos aquellos libros que han supuesto un hito, de cualquier tipo, en el hacer historiográfico de nuestro país; en la segunda publicamos aquellos trabajos que, sin ser necesariamente obras maestras, ejemplifican el modo de hacer y pensar de los historiadores más destacados. Detrás de cada uno de nuestros libros hay un serio trabajo de investigación que requiere encontrar el especialista, el tiempo y la feliz culminación de su trabajo, así como una pulcra y paciente labor de edición crítica de unos textos a los que aspiramos a dar dignidad en su regreso a los anaqueles.

    Trabajamos sin prisa. Sin prisa pero sin pausa y, como los buenos frutos, no damos por cerrado un libro hasta que todos sus componentes (el estudio preliminar, la edición del texto, la recopilación bibliográfica, la calidad de las imágenes…), no están maduros. Tampoco hemos descuidado el aspecto formal de nuestros libros. Creemos en la belleza del libro como objeto, y aspiramos a que el interés de sus páginas tenga un reflejo en la calidad de su presentación.

    No publicamos libros antiguos, sino trabajos de investigación acompañados de cuidadas reediciones de los textos. Ofrecemos ediciones críticas, sustentadas en sólidos estudios preliminares (de entre 60 y 120 pp. –los hay que pasan de las 200–) en donde se dibuja la trayectoria vital del autor, el análisis de su obra, el contexto de su producción, su fama social, su influencia posterior, etc. Para ello, los colaboradores han sido siempre escogidos entre especialistas de comprobada solvencia profesional.

    Por el momento nuestra labor se va a restringir a los historiadores españoles, y algunos relevantes hispanistas, desde la Ilustración a nuestros días; es decir, aquellos que han concebido la Historia como una ciencia. Los hay de todos los ámbitos, tipos y tendencias, y su campo de trabajo abarca desde la prehistoria a la historia contemporánea.

    Urgoiti Editores es consciente de lo ambicioso del proyecto, que afronta con modestia y con ilusión, esperando que cada libro constituya un paso adelante en esta empresa colectiva.